Boqueras y llagas en niños.

LLagas y boqueras en bebés. Ahora hablaremos de las boqueras cuando estos son más mayores.

 Las boqueras en niños pequeños pueden aparecer por varias causas, desde una infección con el virus herpes hasta la toma de antibióticos (igual que pasa con los adultos), por eso, para averiguar su causa lo más indicado es ir al médico o pediatra.

Quizá el problema esta en que al ser niños no le dan la importancia que tienen estas pequeñas heridas y se muestran reticentes a tomar medicamentos o probar remedios caseros. Para solucionar este problema, en la farmacia venden unas piruletas, q mejoran su cicatrización.

Si no, podemos recurrir a probar remedios caseros que seguro le agradan como la miel, propóleo, limón, zarzamoras... estos alimentos funcionan fenomenal para eliminar el agente infeccioso y además tienen un sabor dulce que seguro les agrada.

¿Son contagiosas las boqueras?

¿Son contagiosas las boqueras? ¿Y las llagas?

La mayoría de las boqueras se producen por algún tipo de infección, ya sea por hongos del género «cándida albicans» o a causa de bacterias como estafilococos o estreptococos. En estos dos casos el contagio se produce por contacto... un beso es la mejor manera de que se contagien.

Sucede a veces que tenemos este tipo de hongos pero no aparecen boqueras y por tanto no sabemos si las estamos contagiando a alguien o alguien a nosotros. Que aparezcan boqueras y se desarrollen dependerá de otros factores como el estrés o falta de vitaminas (sobre todo B ).

Las llagas de la boca son lesiones y estas tienen relación con la falta de vitaminas y en general, con una alimentación poco nutritiva. Además de pequeños cortes que se pueden producir por el siemple hecho de morderse. En este caso, no son contagiosas.